Mostrando entradas con la etiqueta ex pareja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ex pareja. Mostrar todas las entradas

6/6/16

Understanding love - part 4


Cuando llegas a una cierta edad es inevitable haber pasado por varias relaciones y/o muchísimas experiencias. Seguramente muchas de estas experiencias no llegaron a ser amor, esquivaron sentimientos, pero te avivaron como persona. 

Yo soy más de la segunda opción, soy de muchas experiencias. Los que me conozcan sabrán que no soy una chica que necesite estar en una relación para ser feliz. Creo que el amor es maravilloso, pero sólo si es real. Rechazo las relaciones por conveniencia y creo que primero debemos saber querernos nosotros mismos para luego dejarnos querer por otra persona. Soy la mayor defensora de vivir cosas antes de atarse, porque para todo eso siempre habrá tiempo. 

Mi corazón, no obstante, no ha evitado ser en ocasiones una montaña rusa, viviendo todo tipo de sensaciones, esas que te hacen estar vivo y sentirte deseado y valorado por alguien que te atrae. Por así decirlo, yo sé más de amores que no llegan a ser amor, pero sé muchas cosas, de eso estoy segura y el conocimiento siempre te enriquece como persona y te prepara  para el futuro. 

Y de pronto me he parado a pensar en las veces que he quedado con chicos que no me hablaban de futuro, sino que me hablaban de pasado. Nosotros somos lo que hemos vivido, pero en nuestras manos está pasar página y hacer que ese pasado nos lleve a pensar en futuros mejores. 

Es muy poco atractivo tener una cita y que el chico te hable de su ex y de lo mal que se portó con él. Y casualmente, ellas siempre han sido malas, malísimas y tienes que escuchar tú, atentamente, esa horrible experiencia que sufrieron. Entonces es cuando pienso, "pobrecitos, no están hechos para sufrir...".

Ahora me toca a mi deciros que vuestras exs me importaban más bien poco, pero tuve que escuchar vuestras batallitas porque decidisteis enriquecer la cita hablando de pasado en vez de hablar de futuro. 
Seguramente nunca fueron conscientes, pero agradecieron que en esa cita yo no les hablara de hombres que me hicieron sufrir ni de corazones rotos. Seguramente opté por hablar de sueños, de intereses o futuros proyectos, en definitiva, de tener ilusiones y esperanza. 
También es muy posible que tampoco fueran conscientes de que aún no habían superado esas relaciones y de que hablar de ellas era expresar ese dolor que aún sentían dentro. 

Cuando llegas a una cierta edad es inevitable encontrarte con chicos que llevan algunas relaciones rotas a cuestas y en consecuencia, de alguna manera estarás a la cola de ellas. 
Pero dejarme que llegue a una conclusión, aquel chico que apueste rotundamente por vosotras no os hablará de exs ni de pasados porque sólo tendrá en mente un futuro, un futuro precioso con vosotras. 

Yo sólo quiero a esos chicos "de futuro", los otros ya fueron demasiados ;)