Mostrando entradas con la etiqueta beneficios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta beneficios. Mostrar todas las entradas

12/5/16

10 consejos para hacer que tu día a día sea más feliz


Creo que la felicidad no es exacta, no es pura, creo que se forma a partir de pequeños momentos o cosas que suceden en tu vida que te hacen sentir bien. Estoy convencida que procurar crear esos buenos momentos da pie a enlazar muchos otros y así sumar acciones agradables para el día a día. Es realmente importante que para que fluya esa felicidad se viva en un estado de optimismo, es decir, encarar la vida con positividad para que solo nos envuelvan las buenas energías. 
En mi casa, me rodeo de cosas que me hagan sentir bien, todo es blanco y matengo las paredes prácticamente vacías porque me da muchísima paz y serenidad. Aprovecho que el piso es muy luminoso para abrir todas las cortinas y persianas y dejar que la luz entre por todos los espacios, incluso prescindí de cortinas en una de las ventanas de mi habitación. Es una sensación de libertad y de abrirse al exterior que aprendí de Amsterdam. 

Practicar deporte o dedicar tiempo a nuestras aficiones pueden ayudar a generar esa felicidad. Teniéndolo en cuenta, os propongo estos 10 consejos para el día a día.

1. Caminar: descubrir y ejercitarse
Ir caminando al trabajo o pasear mientras haces recados. No soy de las que se asustan de las distancias, si calculo que tardaré lo mismo en llegar a un destino caminando que cogiendo transporte público, opto por hacerlo a pie. Me encanta ir caminando al centro de Barcelona desde Sants, es un trayecto muy bonito y siempre descubro cosas, tiendas o lugares. Caminar despeja la cabeza, relaja y haces ejercicio. 

2. Poner flores en las estancias donde más tiempo pasas
No conozco a ninguna chica que no le gusten las flores y a mi me gusta decorar mi casa con ellas. Aunque a priori parezca que los ramos son muy caros, se pueden comprar las flores sueltas y los claveles, por ejemplo, son de las más baratas y se pueden encontrar 5 claveles a unos 3€. A mi me gusta poner unas poquitas en tarros de vidrio por los rincones de la mesa del comedor y el tocador, dan buen olor y sobre todo alegría a esas estancias donde más tiempo estás.

3. Leer sin cesar esas historias que te enganchen
Se pueden leer muchas cosas, el periódico, las actualizaciones de tus amigos de Facebook, pero a lo que me estoy refiriendo es a leer novelas de ficción. Leer relaja mucho, sobre todo antes de ir a dormir. Yo leyendo me inspiro y aprendo, y cuando una historia me atrapa, me envuelvo de ella sin cesar hasta el final. 

4. Comer chocolate, pero que sea negro
Si vamos a comer chocolate a diario, mejor decantarse por el chocolate negro porque contiene menos azúcares y grasas saturadas que el chocolate con leche, además será mucho más saludable el que contenga un mínimo de 65% de cacao. Muchos estudios indican que comer chocolate puede ayudar a sentirte más feliz y a mejorar tu estado de ánimo, tiene la capacidad de estimular la actividad neuronal en las zonas del cerebro relacionadas con el placer.

5. Comprarte algo de ropa sólo por capricho
Me encanta la ropa y siempre mantengo las mismas excusas cuando acabo comprándome algo: es una prenda muy barata, me sienta muy bien o no tengo ninguna igual. Necesitar no suelo necesitar nada, pero y esa felicidad que sientes cuando te llevas a casa algo nuevo que te queda tan bien...? :) . Por si necesitáis inspiración, os enseño estas dos camisetas baratas y bonitas que me traje conmigo hace tiempo: camiseta de manga corta de H&M con mensaje "New York" (9,99€) y top sin mangas metalizado de Mango (9,99€).

6. Escuchar esa música que te de energía
La música es muy importante en mi vida, para todos mis momentos hay una banda sonora. Al levantarme pongo música, mientras trabajo hay una música, mientras limpio hay otra... 
Para esos momentos en los que necesites subirte el ánimo y sentirte más feliz, tira de canciones con fuerza. Si te gusta el soul y el rhythm and blues cualquiera de la playlist "Feelin' good" de Spotify estará genial. 

7. Redecorar tu casa, redecorar tu vida
Si os gusta la decoración os encantará ver cambios en vuestra casa. Ver siempre igual la misma estancia puede generar aburrimiento o cansancio. Cambiar cosas de sitio o poner otros cojines, por ejemplo, ayudan a que veas esa parte de tu vida diferente y sea revitalizante. Es muy importante que tu hogar te haga sentir bien. 

8. Lanzarte a hacer un DIY
Me gustan las manualidades, sobre todo la practicidad de hacerte algo tú mismo, es económico, 100% a tu gusto y entretenido. Además, sientes una gran satisfacción cuando tu manualidad queda perfecta y tal como esperabas. Os enseño dos DIY que hice para mi piso, las sillas que pinté de blanco y el cojín customizado. Las sillas las teníamos en la casa del pueblo y aproveché para quedármelas y así ahorrarme dinero. Su color marrón inicial era feo y daba la sensación de antiguo y desfasado. Dándole una previa capa de selladora no necesité lijarlas, únicamente les di a posteriori una mano de pintura blanca. Ahora mantienen su estilo vintage pero son mucho más femeninas y actuales. En cuanto al cojín, lo compré bastante sencillo y barato en Muy Mucho porque era para la silla del balcón. Se me ocurrió coserle unas borlas de colores en las puntas que compré en los Encantes. Ahora es mucho más alegre y original.

9. Cocinarte algo rico
Disfrutar del placer de cocinar es algo complicado cuando a diario vas con prisas. Más que disfrutar de hacerlo se vuelve una rutina muy pesada y si te se da algo mal como a mi, todavía más. 
Cocinar requiere tiempo y paciencia, por eso el fin de semana es un buen momento para hacer algún postre o receta interesante que hayas visto. Yo siento mucha felicidad comiendo cosas que he cocinado y me han quedado bien. 

10. Bailar, otra forma de hacer ejercicio
¿Qué haces un fin de semana cuando sales de fiesta? Bailar! Además de bailotear en la discoteca, hago danza del vientre desde hará unos tres años y para mi es mucho más divertido que hacer ejercicio en el gimnasio. Bailar y el hecho de aprender una coreografía supone agilizar y coordinar tu cuerpo, es en cierta manera otro tipo de deporte, pero mucho más artístico. Ya sabéis que haciendo deporte generas endorfinas, "las hormonas de la felicidad", deporte es igual a salud mental y salud física. Dicen que las personas que bailan son más felices y viven menos estresadas. 


Sed felices! :)  Happy days - Ramon Mirabet ♪♫